MÁS DE 6 MILLONES DE PRODUCTORES LISTOS A PARTICIPAR EN LA CRUZADA NACIONAL CONTRA EL HAMBRE


He convocado a los empresarios a invertir en el sector agropecuario del país y, por mi parte, más de 6 millones de productores se encuentran listos para participar en la Cruzada Nacional contra el Hambre, conscientes de que alrededor del 70 por ciento de la población rural se encuentra en pobreza alimentaria.

Los primeros compromisos del Presidente Enrique Peña Nieto se han empezado a reflejar en hechos, como es la Reforma Laboral y el Pacto por México, estrategias de política pública que implican emprender acciones fundamentales para llevar a la práctica una nueva ingeniería institucional que permita resolver problemas económicos de los campesinos y de más de 3.5 millones de jornaleros agrícolas en el país.

Reconstruir al país después de doce años de rezago, implica un gran esfuerzo de planeación y de inversión en todo el campo mexicano, por lo que he dado instrucciones a sus colaboradores para atacar, de manera prioritaria, a la pobreza y emprender acciones decididas para devolver al agro su producción y productividad.

En este sentido, el sector rural es el más interesado en participar en la Cruzada Nacional contra el Hambre que pondrá en marcha mañana el presidente Enrique Peña Nieto, que ha puesto como prioridad de su gobierno la seguridad alimentaria de México.

Haga un llamado a la iniciativa privada a sumarse a las acciones del actual gobierno a fin de revertir con la producción nacional una dependencia alimentaria del extranjero, principalmente de Estados Unidos, de donde se importa casi el 50 por ciento de los granos básicos que demandan los mexicanos.     
Para mi, el Pacto por México es la primera acción gubernamental que se convertirá en el Pacto de los Campesinos, la Reforma Laboral un instrumento de solución a los problemas de millones de jornaleros y la Cruzada Nacional contra el Hambre una política agropecuaria para que el campo produzca los alimentos suficientes que requiere el país.

A casi dos meses del nuevo gobierno, existe ya una Ley laboral que establece la seguridad social para los hombres y mujeres del campo, a quienes se les reconoce sus garantías de contar con servicios médicos, acceso a la educación y defensa de sus derechos laborales y sociales.

En el nuevo diseño de la Administración Pública Federal, debe señalarse el trabajo también de los legisladores, quienes analizaron y plantearon modificaciones a la Ley Orgánica del gobierno federal. Así, puntualmente se decretó la nueva Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, en tanto que, también por primera vez en muchos años, se contó en un tiempo razonable con un presupuesto rural superior a los 313 mil millones de pesos, con la diferencia, respecto de las dos administraciones anteriores, de que se contará con recursos para combatir de frente a la pobreza y atender a los pequeños y medianos productores.

Ahora tenemos un gobierno federal que escucha y dialoga para conocer las necesidades de los hombres y mujeres del campo mexicano; se identifican proyectos de inversión productiva y para desarrollo de capacidades; se fomenta la difusión de prácticas tecnológicas a fin de que el campo recupere sus niveles de producción y productividad.   

0 comentarios:

Publicar un comentario